A veces pensamos que nuestro idioma es uno de los más fáciles de aprender si no el más fácil ya que se escribe y se lee del mismo modo, no estoy de acuerdo ya que la contextualización es la que hace que se complique bastante y os pondré un ejemplo: me centraré en el vocablo “gratis” cuyo significado es “sin coste”, lo cierto es que cuando recibimos algo gratis no tenemos que abonar nada pero todos entendemos que alguien lo ha pagado y aunque os parezca difícil hay mucha gente a la que le cuesta entender el significado de este vocablo, sin ir más lejos a la mayoría de los padres que tienen que abrir el monedero para comprar material escolar, para pagar las tasas universitarias, para comprar algún libro de lectura pero nunca dirán nada, ni se quejarán cuando el monedero se abra para comprar un videojuego o el equipamiento de fútbol o un par de patines o un traje cada mes para que practiquen sus hijos baile y así infinidad de cachivaches que los padres compran sin queja alguna a pesar de no ser gratis.

Si paseamos por una plaza y vemos una larga fila esperando algo o bien una aglomeración concentrada, probablemente estén repartiendo algo gratis, no sé si es parte de nuestra idiosincrasia o de nuestro ADN. Estamos acostumbrados a oír que la sanidad pública y la escuela pública es gratuita y me pregunto si los ciudadanos no se han parado a pensar que se nutre de nuestros impuestos hagamos uso de ello o no, siendo a veces estos servicios vapuleados y descuidados por los propios usuarios.

Leo en la prensa que el Gobierno Aragonés pagará un sueldo mensual a los buenos estudiantes universitarios siendo su objetivo llegar a la gratuidad total en la universidad y no sé si realmente es positivo; que los jóvenes se formen es primordial pero no sé si que las universidades estén llenas es tan positivo; actualmente no es posible absorber tal número de médicos, arquitectos, ingenieros, maestros o abogados, en cambio no tenemos suficientes zapateros, panaderos, electricistas o cualquier otra profesión que demanda trabajadores y no los hay porque están todos en la universidad y en verano e incluso en invierno los vemos de camareros; con esto no quiero decir que la universidad tenga que ser privada pero solo cuando abonamos aquello que consumimos lo cuidamos con mimo.

Será un proyecto piloto de becas-salario que aunará renta con rendimiento académico, la idea es que los alumnos excelentes cobren por estudiar cobrando unos 600 euros al mes con un pago máximo de 6.000 euros; los requisitos solicitados son los adecuados pero de todos es sabido que en ningún caso se cumplen y solo hay que dar un paseo por la universidad y preguntarle a los estudiantes que se benefician de una beca cuál han sido los requisitos. Se debería hacer un seguimiento exhaustivo para que de verdad la recibiesen aquellos que se lo merecen.

Reflexión: tal vez las tasas se deberían abonar como se hace actualmente y para aquel alumno que sea excelente al terminar la universidad se le devolvería todo lo abonado, de modo que si tarda algún tiempo en encontrar trabajo podrá sufragar sus gastos con este dinero; del otro modo cuando termina los estudios si no encuentra trabajo dependerá de sus padres como en la mayoría de los casos, pienso que deberíamos dejar la política a un lado cuando se trata de educación y ser coherentes a la hora de tratar a nuestros estudiantes, a la hora de tratar al futuro. Nos vemos

 

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: