María empezó este curso  Primero de Educación Primaria y entre su material escolar la pieza que más se cotiza es la agenda escolar ya que padres, docentes y niños estarán informados día a día mediante esta agenda y pueden dejar de pensar y sobren todo dejar de trabajar la memoria porque todo va anotado ahí o en los mensajes de WhatsApp de las madres. Cuando María comience a cursar la ESO – Educación Secundaria – o tal vez antes tendrá un móvil y ya no será necesaria la agenda en papel, lo llevarán todo en el móvil incluido su propio teléfono pues a veces ni ellos mismos lo saben porque la memoria la han trabajado muy poco.

Desde que los niños nacen los padres los llevan de la mano sin dejarlos pensar, después vienen las agendas, los móviles y si queremos rizar el rizo y aunque aquí aún no ha llegado, llegará, algún día leeremos esto en la prensa cambiando el nombre del país “Italia obliga a los fabricantes de sillas de coche para niños a instalar un dispositivo antiolvido” ¿De verdad? Y si esto no es suficiente “Los expertos coinciden en que sería interesante tener una norma, debido a las altas temperaturas que acontecen en verano” ¿De verdad?…

¿De verdad se olvidan los hijos en el coche? ¿De verdad la vida es tan estresante o la estresemos nosotros? ¿De verdad hay que poner a los niños una pulsera con sus datos cuando vamos a una feria por si se nos pierden? ¿Por qué a las madres del siglo XX no les hacía falta pulsera? ¿Por qué no se olvidaba a los niños en el coche?… No hay excusas, no hay justificación, un hijo no es un objeto y me parece impensable que los padres necesiten una alarma para que los hijos no se olviden. Según los expertos estos sucesos pueden acaecer por tener mil cosas en la cabeza, mil cosas en la cabeza tenían en la cabeza en el siglo XX; en la mayoría de las casas no había lavadora automática, no había lavavajillas, no había agendas escolares y sobre todo no había móviles por lo que los hijos no se olvidaban en ningún sitio; tal vez de las mil cosas que se tienen en la cabeza, 900 están relacionadas con las redes sociales y nuestra conexión a la tecnología.

Reflexión: la sociedad cree que forma y educa humanos y creo que son robots lo que se está educando; mediante las apps ya no hay que pensar nada y deberían ser los padres desde los hogares, los docentes desde la escuela y todos los que formamos la sociedad debemos empezar a pensar, reflexionar, memorizar y hacer que a la mente le demos la utilidad correcta y no sea la mera obediencia de una aplicaciones de móvil o una agenda en papel o Siri recordándonos lo que tenemos que hacer. Nos vemos

 

 

2

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: