En cualquier idioma del mundo podemos decir “gracias, por favor, lo siento” en cualquier lugar del mundo encontramos un paso de peatones y todos sabemos cómo se utiliza al igual que sabemos que si el semáforo está rojo no debemos cruzar y sin concretamos en un mismo país todos sus escolares deberían formarse igualmente, debería dar igual si viven en el norte o en el sur, si su futuro será en el este o el oeste o si siempre permanecerán en el centro.

La Comunidad Autónoma de Madrid implantará la tercera hora de Educación Física que funcionará como antídoto contra la obesidad infantil y el sobrepeso; la iniciativa es bastante alentadora pero tengo una duda que no soy capaz de resolver, si en el colegio se enseña a los niños a gestionar sus emociones, si se les va a enseñar a gestionar su peso y actividad física, cuándo se formarán en aquellos conocimientos que serán la base para su futuro profesional.

Si se gestiona bien el horario de trabajo del centro escolar me parece bien que se amplíen las horas de Educación Física pero deberían ir acompañadas o mejor dicho la iniciativa debería partir de los propios hogares: de nada servirá ampliar las horas de actividad física si después llegan a casa incluidos los fines de semana y se pasan el día sentados jugando a la videoconsola o con la tablet en la mano, de nada servirá ampliar las horas de actividad física si después en casa solo comen pizza, hamburguesas, espaguetis, patatas fritas, no comen nada de fruta o pescado y apenas beben agua ya que lo cambian por otras bebidas; el colegio no se puede convertir en padre o madre, no se puede convertir en familia; la educación impartida desde el colegio es la educación enfocada a la vida social aunque parece que hoy en día el colegio es el encargado de la salud emocional y de la salud corporal. La verdad no entiendo nada, tal vez llegue el día en que al colegio solo se vaya a pasar el rato y a socializar.

Al habla con jóvenes que pasaron por el colegio, el instituto o la universidad no hace mucho tiempo, todos coinciden en que la Educación Física como está enfocada es un rollo, una pérdida de tiempo e incluso llega a condicionar su futuro si se tiene en cuenta su calificación; también dicen que los profesionales de esta área no ponen demasiado interés y que estudiar y hacer exámenes de teoría es la gota que colma el vaso. La mayoría de estos jóvenes hoy en día practican algún deporte o asisten a gimnasios para estar en forma e incluso mantienen dietas muy equilibradas.

José Miguel del Castillo, asesor del Consejo General de la Educación Física y Deportiva de España – COLEF – nos dice que “Mejora la salud, el rendimiento académico, la adquisición de hábitos de trabajo, esfuerzo y disciplina, el desarrollo social, afectivo y moral; además se desarrollan niños más felices y con una escala de valores más auténtica y menos consumista y superficial, más capaces físicamente y con mayor desarrollo psicológico”. ¿De verdad? Creo que deberíamos tener mucho cuidado a la hora de aconsejar pues los padres de hoy en día se creen casi todo. Yo que fui muy buena estudiante, siempre rechace la Educación Física por no decir la odié, se volvió a repetir esta situación con mi hija que en su caso su expediente era brillante y se jugaba la entrada a la universidad porque en primer curso de bachillerato la nota cuantificaba para la media. En ambos casos ya que la eduqué como me educaron a mí el esfuerzo y la disciplina no nos lo inculcó hacer ejercicio, al contrario pensar que teníamos examen de esta asignatura nos descentraba, el desarrollo psicológico y los valores los aprendimos en nuestra casa no en clase de Educación Física. Dejemos de adornar una asignatura que nunca tuvo ningún encanto ni lo tiene actualmente y si lo que se quiere es dar trabajo a los profesionales del área me parece bien pero no dando argumentos que nada tienen que ver con la asignatura.

Reflexión: dice José Miguel del Castillo que miremos a los países nórdicos y yo le diría que los mirásemos para todo, países que respetan a sus ciudadanos y su entorno, países que no saben lo que es trabajar en “negro”, países que no conocen la picardía mediterránea porque no tuvieron un Pícaro Lazarillo de Tormes, países que han elegido el horario de invierno aun cuando sus horas solares son escasas, aquí queremos el de verano siempre para estar en las “terracitas” hasta las 11 de la noche todo el año. En los países nórdicos el sistema educativo no cambia cuando cambia el gobierno, los profesores de las escuelas públicas no acceden por oposición, si no por entrevista y profesionalidad, los docentes son evaluados por sus alumnos y no sucede nada. No se puede hablar con tanta banalidad porque ni mejor al norte, ni peor al sur pero dejemos de mentir. El respeto, la responsabilidad, el trabajo bien hecho y la Educación Física además de la emocional se aprende desde que el niño es bebé en su propia casa, todo lo demás es un apoyo que el colegio aporta. Los niños deben correr en los parques, en el campo no en los centros comerciales, los niños deben montar en bicicleta o patinete no siempre en coches y todo esto se fomenta en casa no en el colegio y todo lo demás son palabras que suenan muy bien pero que quien está informado en educación o ha vivido esas horas indeseables de “gimnasia” no se lo cree. Nos vemos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: